Negación de rescates a empresas en paraísos fiscales ¿Viable?

Críticas a la medida europea.

Previamente en Fiscalia se publica la nota “Rescates fiscales en el mundo: Condicionantes que han impuesto los países” en la que se expresa un movimiento por parte de ciertos países europeos por negar el acceso a apoyos gubernamentales a empresas con presencia en paraísos fiscales.

En la misma nota se señaló que diversos organismos dedicados a la justicia fiscal han declarado que, si bien la medida es un paso relevante, es limitada de acuerdo con lo que se considere como “paraíso fiscal” para las leyes vigentes.  

En ese sentido, Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés) organismo famoso por publicar los Panama Papers, publicó recientemente la nota “Los activistas critican las prohibiciones de rescate de COVID-19 ‘sin dientes’ a las empresas de paraísos fiscales”, en donde se trata esta problemática mencionada. A continuación, se reproduce la información:

Varios países de la Unión Europea (UE) han aprobado leyes para excluir a las empresas vinculadas a los paraísos fiscales de la ayuda estatal de emergencia, pero los activistas de la reforma fiscal dicen que estas medidas están condenadas al fracaso.

Polonia, Francia, Bélgica y Dinamarca se han comprometido a prohibir préstamos y subvenciones a empresas con presencia en las llamadas 'jurisdicciones fiscales no cooperativas', una lista que incluye lugares remotos como las Islas Vírgenes Británicas, Panamá y Vanuatu.

Esta lista no incluye compañías que han transferido ganancias a países dentro de la UE ampliamente considerados como paraísos fiscales, como los Países Bajos, Irlanda, Luxemburgo, Malta y Chipre. El bloque argumenta que tal inclusión sería contraria a sus principios del mercado común.

El experto en impuestos internacionales con sede en el Reino Unido, el profesor Richard Murphy, describe la lista de paraísos fiscales de la UE como 'un documento completamente defectuoso' y critica su falta de inclusión de sus propios estados miembros.

Además, cree que los criterios para excluir a una empresa permiten demasiado margen de maniobra para argumentar el uso de tales jurisdicciones con fines comerciales legítimos.

'Simplemente decir que ‘estás involucrado en un paraíso fiscal’ -como condicionante para negar el apoyo- es demasiado débil para ser útil', dijo. “Lo que realmente necesitamos preguntar son detalles como: ‘Danos tu reporte de beneficiarios efectivos. Danos informes país por país. Cumple o explica.’”

La asesora de política fiscal y desigualdad de la UE de Oxfam, Chiara Putaturo, cree que la pandemia de Coronavirus ha puesto el tema de la evasión fiscal internacional de las empresas en un enfoque más agudo, pero los gobiernos todavía están demasiado dispuestos a dejar a las empresas fuera de peligro.

'Las empresas a menudo argumentan que hay buenas razones para basarse en algunos de estos lugares', dijo. 'Debería ser bastante simple: si ese es el caso, demuestre su actividad económica allí'.

El mes pasado, el grupo de defensa con sede en el Reino Unido, Tax Justice Network, realizó una prueba de cinco pasos para determinar si un gobierno debería rescatar a una empresa, argumentando que la lista de la UE 'ha demostrado en repetidas ocasiones ser demasiado política y débil para ser efectiva en la lucha contra el abuso fiscal'.

La prueba incluye demandas de que las empresas revelen sus beneficiarios reales y estructuras corporativas; publicar cuentas país por país; proteger a los empleados; y comprometerse a no pagar dividendos a los accionistas hasta que hayan pagado completamente los préstamos del gobierno.

Las empresas también deben demostrar que nunca estuvieron involucradas en escándalos financieros anteriores, como Lux Leaks, una investigación del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación 2014 que revela acuerdos legales y secretos de impuestos ofrecidos por el gobierno de Luxemburgo a 350 empresas.

La organización ha descrito las leyes aprobadas por los diversos estados como 'sin dientes'.

El Banco Central Europeo ha rescatado a varias corporaciones transnacionales, incluidas las de la industria de energía, aviación y tabaco, lo que parece estar en desacuerdo con la retórica de la UE ecológica. También ha permitido a los bancos centrales en estados individuales decidir la mejor manera de recapitalizar sus economías.

El bloqueo en toda Europa ha tenido un grave impacto en una amplia gama de industrias. Dos países del Reino Unido, Escocia y Gales, votaron para restringir los rescates a las empresas que cumplen con los impuestos, pero Inglaterra se negó, diciendo que las finanzas públicas estarán disponibles para cualquier empresa con una gran fuerza laboral que opere en el país.

Recientemente el Banco de Inglaterra emitió una lista que revela las empresas beneficiadas por los préstamos gubernamentales. Encabezando la lista, se encuentra el gigante químico BASF, con sede en Alemania, que recibió préstamos de £1 mil millones ($ 1.27 mil millones de dólares). BASF ha sido criticado por transferir ganancias a Malta, los Países Bajos y Suiza para evitar impuestos.

TaxWatch, una organización de investigación sin fines de lucro, sitiada en Reino Unido, descubrió que 14 de las 52 empresas en la lista del Banco e Inglaterra tenían vínculos con paraísos fiscales, incluida Chanel, cuya empresa matriz se encuentra en las Islas Caimán, una de las 12 jurisdicciones en la lista de la UE; sin embargo, la organización afirmó que excluirlos habría sido extremadamente difícil debido a la falta de transparencia en el régimen fiscal internacional actual y al alcance limitado de la lista de paraísos fiscales de la UE.

Además, una medida unilateral de este tipo podría tener un efecto catastrófico en los trabajadores que no tienen voz en las políticas de la empresa.

'En general, encontramos que existen problemas técnicos importantes con la implementación de la prohibición de brindar apoyo a las empresas vinculadas a los paraísos fiscales', dijo el TaxWatch en un comunicado. “Esto incluye, pero no se limita a el hecho de que muchas compañías, propiedad de exiliados fiscales, tienen su sede en el Reino Unido y, por lo tanto, continuarían calificando para recibir apoyo del gobierno. Estos problemas significan que dichas políticas tienen un efecto limitado '.

Fuente: Campaigners slam ‘toothless’ COVID-19 bailout bans on tax haven companiest por Douglas Dalby en ICIJ.
Traducido al español por Fiscalia.

Acceso libre expirado

¡Lo sentimos! El período de acceso libre a la lectura de esta publicación ha terminado. Te invitamos a que te suscribas a Fiscalia y no te quedes sin acceso a esta útil información.