¿Tu sitio web es aburrido?

Deja atrás tu tecnofobia y haz algo interesante en la web.

Este artículo comienza con un par de suposiciones muy básicas. Primero, la mayoría de los lectores participan en negocios, ya sea en la práctica pública o en el comercio, y es muy probable que cada uno de ellos tenga un sitio web. En segundo lugar, particularmente para aquellos que ejecutan prácticas contables, esos sitios web son aburridos.

Si bien la profesión tiene reputación de ser aburrida, no es necesario, y definitivamente no debe extenderse a nuestra cara pública, lo que en estos días es igual a un sitio web, posiblemente complementado por varias plataformas de redes sociales.

Es probable que algunos de nosotros todavía tengamos miedo a la tecnología y, después de haber perdido una cantidad excesiva de tiempo en la creación de un sitio web, hemos olvidado que existe.

Incluso las grandes empresas parecen tener miedo de hacer algo que pueda ser vagamente interesante con su presencia en la web, y a menudo descuidan el cambio de historias que están desactualizadas desde hace años e incluyen fotos de miembros que ya ni forman parte del equipo.

Lo más absurdo es que aún si le pides a tu hijo o hija de 14 años que animara el sitio web de la empresa durante sus vacaciones de verano y les pagas una cantidad que parece ridícula en un contexto profesional, existe la posibilidad de que mejoren. Las cosas se desdoblan 100 veces sin siquiera mover el primer engrane.

Si bien ninguno de nosotros está compitiendo con Facebook, no pierdes nada al crear algo que sea informativo, atractivo y, sobre todo, capaz de hacer negocios, que es nuestra razón de ser.

Si un cliente potencial encuentra tu sitio web, lo último que quieres es que se echen a reír y se dirijan directamente a tu competidor – no hacer nada tampoco es una opción.

Por lo menos, si podemos hacer que se queden por un período corto, tal vez terminen por hacer llamada telefónica vital o enviar un correo electrónico, preguntándonos si queremos realizar esa auditoría o proporcionarles un asesoramiento fiscal emocionante y altamente lucrativo.

Es probable que la clave aquí sea el uso de la tecnología y los medios modernos para brindar una experiencia atractiva e interesante a cualquiera que tenga la suerte de necesitar tus servicios.

Esto podría incluir un conjunto decente de fotos que hagas de los socios, el personal y las oficinas de forma que se vean animados y atractivos en vez parecer algo del siglo pasado. Eso puede tomar 20 minutos y costar relativamente nada si lo comparas con los posibles beneficios.

Si bien los clientes, los contactos y otras personas que podrían estar interesadas en nuestros negocios pueden encontrar artículos bursátiles increíblemente aburridos o algo un poco animado acerca de un acuerdo de patrocinio o un poco de consejo es un poco mejor, pero aún puede encontrarse con un bostezo inexcusable.

Sin embargo, ¿has pensado en configurar una serie de podcasts? Estos podrían, literalmente, grabarse en un teléfono móvil y deberían distinguirte de inmediato de tus competidores. Es posible dar un paso más allá si activas el programa de video en tu teléfono y grabar a los expertos brindando consejos o, si te sientes realmente valiente, al personal divirtiéndose en un día fuera.

Dependiendo de las capacidades del back-end de tu sitio web (perdón por el término técnico), estas estrategias se pueden lograr a un costo cercano a cero y podrían hacer esa diferencia vital. La siguiente etapa es encontrar algo que valga la pena decir, pero la mayoría de nosotros podemos manejar eso, si lo trabajamos.

Solo piense: un poco de imaginación podría enganchar a un cliente nuevo y jugoso. Seguramente vale la pena superar su tecnofobia natural o la laxitud durante unos minutos.

Autor: Philip Fisher. Traducido al español por Fiscalia.com

Acceso libre expirado

¡Lo sentimos! El período de acceso libre a la lectura de esta publicación ha terminado. Te invitamos a que te suscribas a Fiscalia y no te quedes sin acceso a esta útil información.