CFDI con PUE emitido en abril y cobrado al 17 de mayo ¿Afecta la transición?

Manejo de las facturas que se emitieron con PUE en abril para se cobradas antes del 17 de mayo.

Fiscalia - C.I.F.

Publicación institucional de Fiscalia, Centro de Información Fiscal.

Para conocer más sobre Fiscalia, visita esta dirección.

El 24 de abril de 2019 Fiscalia publica la nota “Cambios en manejo de CFDI con PUE para no emitir CRP”, en la que se informa sobre los cambios que sufre la facilidad para la expedición de Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI) en la que se exime al contribuyente de emitir el CFDI con Complemento para Recepción de Pagos (CRP) cuando se cumplieran ciertas condiciones, prevista en la Regla 2.7.1.44.

En la nota se menciona que esta facilidad, otorgada en septiembre de 2018, consistía en lo siguiente:

  • Emitir el CFDI con el método de pago “PUE” (Pago en una sola exhibición), aunque aún no se haya pagado.
  • Que el cobro de la factura se realice antes del día 17 del mes siguiente a aquél al que se haya emitido la factura.
  • Indicar la forma en que se realizará el pago (Transferencia, cheque, etc.)
  • Los impuestos trasladados se acreditarán en el mes en que efectivamente se paguen, aunque la factura tenga fecha del mes anterior.
  • Si la forma de pago cambia, se debe emitir un nuevo comprobante sustituyendo al anterior.
  • Si el documento no se liquida antes de la fecha señalada, se cancelará y se emitirá uno nuevo señalando como método de pago “PPD” (Pago en parcialidades o diferido) y el método de pago “99 Por definir”, relacionando el nuevo con el cancelado como “sustitución de documentos”.
  • Se emitirá el CFDI con CRP cuando el pago sea recibido.

Ahora bien, el cambio que se da en esta regla a partir del 30 de abril de 2019, es que el pazo para recibir el pago de la factura se recorta del día 17 del mes siguiente al último día del mes en cuestión, haciendo que la facilidad sea más acorde a los ciclos de causación del impuesto de la empresa, mejorando así la consistencia de los datos y los controles internos.

No obstante el mejoramiento de la facilidad, en la transición de una regla a otra existen facturas cuyo cobro está pendiente, y que por esta razón que pueden generar duda en cuanto a su tratamiento, el cual se analiza a continuación.

Como ejemplo se tiene una empresa que emite una factura con PUE el día 15 de abril para ser cobrada el día 15 de mayo. Se cumplen con los requisitos vigentes al día 15 de abril, pero el 30 de mayo entra en vigor la nueva regla que establece que, para que dicha factura pudiera ser emitida con PUE, tendría que ser cobrada, en este caso, a más tardar el 30 de abril que es el último día del mes.

Como puede observarse, esta factura queda ubicada en un período de transición de la regla, y genera dudas en cuanto su correcta expedición y, por ende, pone en duda los efectos de su deducibilidad.

La factura se emite el día 15 de abril bajo las condiciones planteadas en una regla vigente en esa fecha. Esta factura emitida el día 15 de abril, conforme a esas disposiciones vigentes en ese momento, podía ser emitida con PUE, siempre que fuera pagada a más tardar el día 17 del mes siguiente, lo cual se cumple en este caso, puesto que es pagada el 15 de mayo. En este sentido, la factura cumple con el requisito que estaba vigente al momento de su expedición.

No sería procedente concluir que la nueva facilidad que recorta el plazo, en vigor a partir del 30 de abril, le es aplicable a esa factura emitida el 15 de abril, puesto que no era la disposición vigente al momento de expedición. De considerarse aplicable a esa factura emitida con anterioridad, se estarían dado efectos retroactivos a la regla, lo cual no está previsto en ninguna disposición.

Esto es así porque la facilidad se refiere a la emisión del CFDI de origen, y no a los CRP, ya que la disposición textualmente indica que “los contribuyentes que no reciban el pago del monto total del CFDI al momento de su expedición, podrán considerarlo como pagado en una sola exhibición para efectos de la facturación, siempre que: (…)”. Esto es, la disposición establece que el CFDI se considera pagado como PUE si se cumplen con tales condiciones. Si en ese momento se cumplen conforme a esos lineamientos vigentes en ese momento, entonces se expide como PUE. Si posterior a la emisión de esa factura fue modificada la regla y recortado el plazo, ese cambio no les es aplicable a la factura en cuestión, pues ya fue expedida bajo lo lineamientos anteriores.

En este sentido, debe concluirse que la factura emitida con PUE el 15 de abril y cobrada el día 15 de mayo, cumple con los requisitos vigentes en la fecha de su expedición, y no es necesario cancelarla ni reexpedir otra factura, pues cumple con las condiciones impuestas en ese momento.

El nuevo requisito de que la factura esté pagada a más tardar el último día del mes es aplicable a las facturas que se emiten a partir del 30 de abril, fecha en que entra en vigor la nueva disposición; es decir, esta nueva regla no tiene efectos retroactivos hacia facturas que se expidieron antes de esa fecha, y sólo aplica, como ya se ha indicado de manera reiterada, a las facturas emitidas a partir del 30 de abril de 2019.

Acceso libre expirado

¡Lo sentimos! El período de acceso libre a la lectura de esta publicación ha terminado. Te invitamos a que te suscribas a Fiscalia y no te quedes sin acceso a esta útil información.