5 áreas de enfoque para la transformación de la empresa

Preguntas y planes de acción a seguir.

La mayoría de las empresas saben que necesitan cambiar de alguna manera, pero ¿cómo?

A medida que los líderes de las empresas leen artículos, asisten a conferencias y hablan con sus compañeros, parece que están buscando o esperando la solución que mágicamente transformará a su empresa. Desafortunadamente, no hay una solución mágica; sin embargo, puede tomar medidas para determinar el curso de acción correcto para su empresa. Al igual que con cualquier otro proyecto difícil, necesita hacer un plan y hacer el trabajo.

Si has estado esperando que otros lo descubran para tú poder seguir lo que han hecho, es hora de que dejes de jugar “Simón dice” y comiences a actuar. Todos están pasando por el mismo proceso, pero necesitas identificar las estrategias adecuadas para su empresa. Seguramente tomarás partes de lo que aprendes de diferentes fuentes para desarrollar un plan que funcione para ti. Todo comienza con una visión y un plan estratégico creado para respaldar una visión de tres a cinco años de la empresa. Tanto la visión como el plan estratégico necesitan estar por escrito. Si puedes tomar el tiempo para considerar la dirección de tu empresa, puedes al menos determinar el lugar donde no quieres estar. Sólo después de desarrollar tu visión y documentar tu plan estratégico puedes determinar qué pasos tomar a continuación.

Transformar tu empresa requiere un enfoque integrado. Tus esfuerzos fracasarán si te concentras en una sola área. Con esto en mente, aquí están las cinco áreas de enfoque para trazar el curso de la transformación de su empresa, así como las preguntas a considerar al crear su plan de acción:

1. Tecnología
¿Tienes escrito un plan estratégico de TI como parte de su visión? Con demasiada frecuencia, las empresas tienen un presupuesto de TI pero no un plan.

Los presupuestos son, por supuesto, necesarios, pero el valor de un plan de TI proviene del proceso de planificación y hace que su empresa piense de manera diferente sobre el futuro, sea innovadora y transformadora. Un consultor externo para el proceso de planificación puede acelerar significativamente el proceso y garantizar un enfoque en la estrategia y la innovación en lugar de tácticas. Pregúntate:

  • ¿Cómo están incorporando las tecnologías emergentes en su plan a corto y largo plazo?
  • ¿Qué tecnologías emergentes deberías estar implementando ahora?
  • ¿Cuál debería estar en tu radar para el futuro cercano?

Estas preguntas son el comienzo de su plan estratégico de TI. Como primer paso, es importante desmitificar las tecnologías emergentes con educación y conciencia y luego determinar cómo éstas pueden convertirse en herramientas para acelerar los resultados positivos en tu empresa. Si hay una persona en tu empresa que esté interesada en esta área, él o ella podría ser un activo cuando se trata de investigar y capacitar a otros.

¿Estás aprovechando tu tecnología existente? Es esencial tomarse el tiempo para asegurarse de que está aprovechando al máximo la tecnología en la que ya ha invertido. Cuando trabajamos con empresas, a menudo descubrimos que, además de las nuevas tecnologías para explorar, existen funciones y características. De su tecnología existente pueden aprovechar.

Considera una evaluación de TI para evaluar su uso de la tecnología y las áreas de oportunidad. Conéctate con tu proveedor de soluciones para asegurarte de que estás aprovechando las mejoras y de mantenerte actualizado.

2. Proceso
¿Estás evaluando continuamente tus procesos para garantizar que sean efectivos? Un obstáculo común es cuando los procesos antiguos se utilizan con nueva tecnología. Los procesos deben mantenerse al día con las cambiantes dinámicas y aplicaciones.

¿Estás enfocado sólo en la eficiencia o en la efectividad general del proceso? Los procesos óptimos son aquellos que son consistentes, eficientes y proporcionan un alto nivel de calidad y rentabilidad. Asegúrate de que no solo estás acelerando las tareas que no producen un trabajo de calidad ni proporciona valor a sus clientes.

¿Estás evaluando procesos en todas las áreas de tu empresa? Los impuestos y las auditorías son áreas obvias en las que se debe trabajar para mejorar la efectividad del proceso, pero no se detienen allí. Observa tus procesos de facturación, incorporación de clientes, incorporación de nuevas contrataciones, desarrollo de negocios, servicios de consultoría, etc.

3. Talento
¿Qué tipo de habilidades serán necesarias en tu empresa dentro de los próximos tres a cinco años? Ya no es suficiente confiar solo en las habilidades técnicas.

Las habilidades para continuar impulsando a tu empresa incluyen la capacidad de compartir la visión, pensar en grande, formar equipos, tomar decisiones difíciles, enfocarse en el panorama general, tomar riesgos, delegar con eficacia, dar y recibir confianza, motivar a otros, desarrollar negocios y hacerse a ti y a los otros responsables.

¿Vas a desarrollar talento en la empresa, contratar nuevo talento o ambos? Estas habilidades no siempre son naturales, pero puedes ayudarlas a fomentarlas en tu gente al involucrarlas en comités, relaciones con los clientes y una comunidad de compañeros con visión de futuro.

¿Cuál es el cronograma de la capacitación y qué recursos se utilizarán? En el entorno actual, la capacitación debe tener un alcance mucho más amplio. Tendrás que invertir tiempo y dinero en realizar evaluaciones de necesidades, desarrollar currículos, identificar recursos, organizar capacitaciones y medir resultados.

4. Liderazgo
¿Cómo impactarán estos cambios en el liderazgo? La transformación requiere líderes fuertes que puedan aportar coraje, compromiso, capacidad y confianza.

¿Está el liderazgo en acuerdo con la dirección? Los líderes de las empresas deben ver la necesidad de transformación mucho antes de poder demostrarlo a aquellos que están contentos con el status quo.

¿Qué nuevo liderazgo necesita desarrollarse y cómo se está haciendo? Con demasiada frecuencia los líderes de las empresas actuales se quejan de que las generaciones más jóvenes no están interesadas en convertirse en socios. El problema no es la falta de motivación o ambición. Es que no pueden imaginar su futuro en una empresa que no se está transformando para seguir siendo relevante. Crea una visión para tu empresa y encontrarás que la próxima generación tendrá un gran deseo de ser parte de su éxito a largo plazo.

5. Crecimiento
En primer lugar, ¿de qué tipo de crecimiento estamos hablando? El crecimiento puede ser orgánico o a través fusiones y adquisiciones. Muchas empresas están haciendo ambas cosas. De cualquier manera, requiere un compromiso con las personas, la planificación y los procesos.

¿Qué nichos estás desarrollando (si los hay)? A la vez que la tecnología y los procesos crean capacidad en tu empresa, no solo llenes el espacio con más de lo mismo. Utiliza esa capacidad para desarrollar áreas específicas que puedan ayudar a diferenciar a tu empresa de la competencia.

¿Quién está liderando el desarrollo de negocios y cuál es el proceso? A medida que tu empresa comienza a centrarse en proporcionar una gama más amplia de servicios a los clientes, el servicio al cliente se convertirá en un trabajo en equipo.

Es una buena idea tener a una persona a cargo de los esfuerzos de desarrollo de negocios, que pueda centrarse en el panorama general, asegurarse de que los prospectos avancen y atraigan a las personas adecuadas en el momento adecuado.

Pensamientos finales
No hay una solución mágica para la transformación firma y segura, pero no tienes que encontrar las respuestas solo. Busca oportunidades para aprender de tus compañeros y proporciona soluciones.

Autora: Arianna Campbell. Traducido al español por Fiscalia.com

Acceso libre expirado

¡Lo sentimos! El período de acceso libre a la lectura de esta publicación ha terminado. Te invitamos a que te suscribas a Fiscalia y no te quedes sin acceso a esta útil información.