Crece tu firma sin que pierdas la calidad de tus servicios

Tres formas para mantener estándares altos conforme creces

Los contadores que deciden abrir su propio despacho, lo hacen con una variedad de objetivos en mente. Algunos encuentran atractiva la libertad y flexibilidad que conlleva administrar un negocio exitoso en términos de tratar de administrar mejor sus vidas personales, especialmente si tienen una familia. Otros quieren trazar su propio rumbo y ser su propio jefe.

No importa cuál sea el motivo para iniciar un negocio, los contadores a menudo comparten un objetivo común: brindar los mejores servicios posibles para sus clientes.

Tu primer cliente puede ser el único objetivo al comenzar tu negocio, dándole suficiente tiempo para responder preguntas y entregar resultados; sin embargo, con cada nuevo cliente agregado a tu lista, se vuelve más difícil mantener el mismo nivel de servicio y la atención individualizada.

Dicho esto, tener más clientes no significa que esté bien dejar que alguno se sienta desatendido, ya que continuar cumpliendo con sus expectativas a medida que aumenta el alcance de tu despacho es fundamental tanto para garantizar su satisfacción como para asegurarse de que tu negocio siga creciendo a través de recomendaciones.

Mantener altos estándares y calidad no debe dejarse al azar. Aquí hay tres estrategias que puedes implementar en tu emergente despacho para ofrecer resultados excepcionales a tus clientes:

1. Contratar ayuda adicional
Ultimadamente, sólo hay un número de horas en el día. A medida que tu negocio crezca, es posible que llegue un momento en el que no puedas aceptar nuevos clientes adicionales sin comprometer la calidad del servicio que presta. Por esta razón, es una buena idea comenzar a pensar en la contratación antes de que necesite ayuda adicional. Puede considerar traer a alguien para asistencia ocasional con ciertos proyectos o tareas específicas, o puede contratar a un asistente de medio tiempo para ofrecerle ayuda más regular.

2. Agilizar los procesos
Cuantos más clientes haya en tu lista, más elementos con los que tendrás que hacer malabares, y más fácil será que algo simplemente se caiga. En un determinado momento, querrás actualizar tu enfoque de gestión de proyectos, yendo más allá de simplemente mantener notas escritas sobre tu escritorio. Considere formas de simplificar los pasos que debe seguir para cada cliente, desde la incorporación hasta los entregables y los proyectos post mortem.

3. Centralizar la información importante del cliente
Una de las partes más desafiantes sobre la administración de clientes es que la información está por todas partes. Es posible que tengas una hoja de cálculo con datos, o que su cliente tenga un montón de facturas tiene intención de enviarle. Quizás tenga una bandeja de entrada llena de informes de gastos reenviados de los clientes y sus empleados. En lugar de administrar cada uno de los datos uno por uno y arriesgar la posibilidad de que algo no se tome en cuenta, considera centralizar toda la información importante de tu cliente en un solo programa de contabilidad y un solo servicio de almacenamiento en la nube.

Solo porque tu negocio esté creciendo no significa que tengas que sacrificar tus estándares. Para garantizar que siga siendo sostenible, realiza los cambios necesarios para adaptarte a una lista de clientes más grande.       

Acceso libre expirado

¡Lo sentimos! El período de acceso libre a la lectura de esta publicación ha terminado. Te invitamos a que te suscribas a Fiscalia y no te quedes sin acceso a esta útil información.